El oro es un metal fantástico para la joyería. De hecho, podemos rastrear el uso del oro en la historia de la humanidad. ¿Por qué el oro? Belleza natural y maleabilidad increíble son las dos razones principales. Una sola onza de oro se puede estirar en un alambre delgado que mide cinco kilómetros de largo. Puede ser golpeado en láminas delgadisimas. El oro es también muy brillante. Mantiene su forma y es durable. Estas cualidades son simbólicos de una relación, y lo ideal es que sea representativo en tu anillo de compromiso.