La guía definitiva de como mantener tus joyas

Anillo con diamante hermoso

Con el cuidado adecuado, tus joyas mas preciadas pueden durar toda la vida. Aquí te damos ocho puntos importantes para ayudarte a mantener el brillo y el resplandor de tus joyitas tan preciadas:

Anillo sucio
Anillo sucio

1. Primero obviamente evita el contacto de la joyas con productos químicos, como cloro, agua de mar, spray para el pelo, perfumes y productos de limpieza del hogar, que puede arruinar la plata y el oro.

2. Yo se que es difícil pero es mejor evitar la exposición excesiva al agua, que pueden dejar depósitos minerales, debilitar o causar desprendimiento de piedras preciosas.

3.Sácate las joyas antes de cocinar o hacer ejercicio para evitar los residuos que pueden causar que el metal se ponga de un color verde muy feo.  No uses tus joyas al lavar los platos, hacer las tareas del hogar o trabajos pesados. Para evitar abolladuras, arañazos, astillas o piedras.

4.Guarda tus joyas en un lugar limpio y seco. Hasta tus joyas se pueden rallar entre ellas (envidia entre joyas)! Siempre guardarlas en cajas forradas de tela, fieltro, compartimentos divididos o en bolsas separadas. Si prefieres puedes utilizar las cajas comunes o puedes envolver cada pieza individualmente en papel de seda suave.

5. Con la Garantía que llevan de joyas Veronica Hecht nos puedes visitar y pedir que limpiemos tu anillo de compromiso o argolla de matrimonio totalmente gratis.

6.Es bueno  limpiar tus joyas con un paño suave y húmedo después de usarlas. Si se utilizas un limpiador ultrasónico en tu casa, asegúrate que es apropiado para tus joyas y siga cuidadosamente las instrucciones. Cuando compras tu joyas preguntanos cuál es la mejor forma de mantener tu joya limpia.

7.Nunca trata de arreglar tu joya. Consulte a su joyero local al menos una vez cada seis meses para tener su joyería fina. Es bueno revisar de vez en cuando si tiene puntas sueltas y montajes desgastados, es mejor evitar que curar.

8.Ten cuidado cuando te quitas tus joyas para lavarte las manos, o mejor dicho no seas volada! No dejes tus joyas en el borde de un refrigerador donde se pueden caer fácilmente y perderse.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *