No me gustó el anillo de compromiso que me regalo

No me gustó el anillo de compromiso que me regalo

Ya sabes que te van a pedir matrimonio y puedes decir que eres la mujer más feliz sobre la tierra. Empiezas a imaginar el momento de la boda cuando de repente te das cuenta de que lo más probable es que tu novio no tiene idea qué anillo comprar. ¿Sabrá cuál es el tamaño de tu dedo? ¿Elegirá un modelo con o sin diamante? ¿Y el diseño? Para evitar inconvenientes —como el tener que cambiar el anillo porque no es tu tamaño o no te gusta en lo más mínimo— puedes usar algunos trucos y asegurarte de recibir el anillo que siempre habías anhelado para este momento único.

Los detalles importan

Primero lo primero: para comprar un anillo exacto tu novio tiene que saber el tamaño de tu dedo. Una de las opciones es que lleve consigo uno de tus anillos a la tienda al momento de hacer la compra (¡que sea del tamaño de tu dedo anular!). Así se mantiene el encanto de la sorpresa (no verás el anillo) y se evita tener que cambiar el anillo una o más veces por tener el tamaño incorrecto.

Dale mas información

Si quieres darle más información a tu pareja para que haga una mejor compra puedes aprovechar las ventajas de la tecnología. Los catálogos de joyas online a través de Internet incluyen fotos de alta calidad con los nombres de cada modelo o números de referencia. Con enviarle un link por correo electrónico será suficiente para que sepa qué es lo que estás buscando. En caso de que prefieras algo más indirecto puedes dejar abierta la página de una joyería online al dejar de usar la computadora, justo en el modelo que te gusta (él creerá que fue un descuido de tu parte). También puedes anotar el nombre del modelo y un sitio web en un trozo de papel y “olvidarlo” en cualquier lugar de la casa. Puedes estar segura de que su curiosidad será más fuerte.

Confróntalo

Aquellas mujeres que se sienten cómodas hablando directamente con su pareja sobre el anillo pueden darles detalles sobre los materiales con que está hecho, las características del diamante (si es que lleva diamantes) y sus diseños favoritos. Para las más tímidas puede ser una buena idea hablar con un amigo o una amiga para que haga las veces de “paloma mensajera”. De forma sutil se encargará de transmitirle a tu pareja cuál es el modelo que estás buscando. En ocasiones, sin embargo, lo más efectivo es también lo más sencillo: llevarlo al mall y empezar a hablar de las joyas que te gustan cuando pasen frente a una tienda. Puede ser un excelente momento para mostrarle tu modelo preferido y hasta para probarte algún que otro anillo.

Una buena idea antes de comprar anillos de boda es pedir un consejo a profesionales con experiencia. Sabemos exactamente qué es lo que está buscando y sabemos cómo ayudarla a dar con el modelo indicado. Si tienes alguna duda al momento de elegir anillos de boda llámanos en Santiago de Chile +569 6604-1828.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *