El Cuidado de sus Joyas

Gracias por confiar en Verónica Hecht Joyas en esta importante decisión. Cada una de nuestras piezas está diseñada de forma exclusiva por Verónica, y confeccionada por nuestros experimentados orfebres, los que sólo utilizan metales y gemas de alta calidad, obtenidos de manera sustentable y sin conflictos en su explotación o cadena de distribución.

Cada pieza en Verónica Hecht Joyas es confeccionada con los más altos estándares de calidad, y posteriormente revisada para descartar posibles fallas en su proceso de elaboración. No obstante, es importante que al minuto de recibir la pieza, esta sea chequeada completamente por el usuario para descartar cualquier desperfecto en el proceso de manufactura. Si llegase a presentar alguna imperfección en este punto, debe comunicarse a la brevedad con nosotros para coordinar la reparación o reposición de la pieza, según corresponda.

CUIDADO DE LAS JOYAS

Si se cuidan adecuadamente, las piezas creadas por Verónica hecht Joyas pueden durar por generaciones. Sin embargo, la contaminación, polvo, sudor, perfumes, cremas corporales u otros elementos naturales, además del uso diario, pueden opacar el brillo de las gemas y metales preciosos.

Para preservar el brillo de las joyas, se les debe realizar una limpieza profesional e inspección anual. La revisión periódica de las piezas ayuda a prevenir costosas reposiciones y reparaciones. Al usar sus joyas, inspeccione que no tengan piedras sueltas o astilladas, eslabones desgastados, grifas de engastes dobladas o cierres que no funcionen.

En Verónica Hecht Joyas entregamos una garantía adicional de cuidado para las joyas de oro y platino, la que incluye el proceso de limpieza profesional, pulido y ajuste de diamantes y gemas.

CUIDADO DIARIO

Para prevenir el deterioro prematuro de las joyas es importante que preste atención a las siguientes recomendaciones:

  • Cremas y productos: Las joyas deben usarse posterior al baño, aplicación de cremas, productos para el cabello, perfume, maquillaje y vestimenta, así se evita la exposición a químicos y grasas que opacan los metales y gemas.
  • Momento Adecuado: Antes de dormir, es importante retirarse todas las joyas, estas pueden deformarse por la presión del cuerpo, además su uso durante el proceso de descanso dificulta la circulación sanguínea.
  • Trabajo Manual: Evite usar anillos o pulseras mientras realiza cualquier trabajo manual, como tareas domésticas, ejercicios o actividades que requieren uso de herramientas. Esto evitará que la pieza sufra golpes inesperados o fricción excesiva.
  • Agua: No utilizar las joyas para nadar en mar o en piscina, tanto la sal como los químicos de limpieza opacan el metal y las gemas, además de existir un alto riesgo que las joyas se extravíen.
  • Limpieza: Al quitarse las joyas, es recomendable limpiar suavemente con un paño de algodón para remover el polvo y sudor de la pieza.
  • Joyero Adecuado: Es importante almacenar las joyas en un estuche adecuado, o una bolsa para joyas con una textura suave, así estas no se tocan entre sí para evitar que se rayen las gemas y metales. De no tener un joyero adecuado, pueden utilizarse los estuches en que se entregan, que cumplen esta función.
  • Cadenas: Las cadenas son estructuras frágiles, el ejercer tensión sobre los eslabones puede hacer que se corten. No dormir con ellas, ya que enredan en el cabello. Tener excesivo cuidado al retirar pañuelos o bufandas, ya que los cierres pueden engancharse en los tejidos y ejercer tensión.

CUIDADO DE LOS METALES

Los metales nobles como platino, oro y plata, son utilizados en joyería fina por varias razones, la rareza del metal, sus mínimas reacciones químicas al contacto con la piel y la maleabilidad para trabajarlo.

Siga estas indicaciones para el cuidado de los metales:

  • Dureza: Pese a que los metales nobles son de alta dureza, estos pueden sufrir daño al impactar con superficies duras, especialmente superficies de metal o vidrio. Los anillos son altamente susceptibles al contacto con superficies de mayor dureza, por ejemplo pesas en el gimnasio, cuchillos y ollas, manillas de puertas, llaves, etc.
  • Revisa las Grifas: Un golpe en las grifas que sostienen las gemas puede hacer que estas se caigan, no necesariamente en el mismo minuto. Revisar periódicamente las grifas de los engastes para asegurarse que estas estén firmes y sin golpes. Si estas están visiblemente sueltas, contactarnos inmediatamente para reajustar el engaste.
  • Superficies: Las superficies texturadas o rugosas pueden generar desde pequeñas rayaduras a marcas considerables, el primer signo de estas pequeñas rayas es la pérdida de brillo del metal.
  • Químicos: En el caso del oro y platino, es importante evitar el contacto con cloro o productos de limpieza, estos pueden producir desde pérdida del color a desintegración del metal en exposiciones continuas.
  • La plata y su brillo: En el caso de la plata, el aire de la playa (entorno salino) y derivados de azufre, como algunos papeles o bandas elásticas, la harán perder brillo. De todas formas, el uso constante de las joyas de plata las hace requerir menores cuidados.

CUIDADO DE DIAMANTES Y GEMAS

Algunas gemas son naturalmente más frágiles que otras, En general se pueden prevenir muchos problemas no exponiendo las gemas a elementos comunes como cloro, productos químicos de limpieza para el hogar, calor o luz extrema y agua salada.

  • Golpes: Evite cualquier golpe de las gemas con superficies duras, todas las gemas, incluido los diamantes, pueden astillarse, o quebrarse si es reciben un golpe con la suficiente fuerza o en un ángulo específico.
  • Superficies: Evite las superficies texturadas o rugosas, muchas piedras como la amatista, esmeralda, kunzita, ópalo, perla, peridoto, tanzanita y turmalina son muy delicadas y pueden rayarse.
  • Piedra con piedra: Las piedras preciosas pueden rayar a otras gemas y generar daño en los metales nobles. Evite dejar joyas apiladas o en el mismo estuche.
  • Temperatura: Las temperaturas extremas, perfumes, cosméticos, limpieza ultrasónica y productos químicos domésticos también pueden dañar las gemas.
  • Trato gentil: Nunca sacarse los anillos presionando las gemas, esta acción puede deformar los engastes o sus grifas, pudiendo causar la caída o pérdida de gemas.
  • El tiempo pasa: En caso de no usar las joyas por un tiempo, es vital que estas estén guardadas de manera individual en un estuche adecuado o en la caja en que fue entregada cada pieza.

LIMPIEZA

Es posible seguir algunos cuidados para mantener el brillo de las joyas. Lea atentamente las siguientes recomendaciones:

Metales: en una solución de agua tibia y jabón neutro dejar reposar la pieza por 5 minutos, posterior a ello frotar con los dedos para remover manchas superficiales. Enjuagar con agua tibia y secar con un paño de algodón suave, que no sea de punto o tejidos, como el de camisetas.

Verónica Hecht Joyas provee de un paño de limpieza para metales nobles, con esto podrá abrillantar nuevamente platino, oro y plata. Este paño no es recomendado para limpiar gemas y el área de engastes, ya que puede engancharse en las grifas.

Gemas: La mayoría de las gemas puede limpiarse en un simple proceso casero. En un bowl con agua tibia aplicar una pequeña cantidad de lavalozas suave y dejar remojar por 10 minutos. Posteriormente, frotar gentilmente con un cepillo de dientes de cerdas suaves, idealmente de bebé, con este proceso se puede remover fácilmente restos de jabón, cremas y otras impurezas. Jamás utilizar elementos rígidos para remover la suciedad de las gemas, como agujas o palillos de metal o madera, estos pueden dañar severamente los engastes.

Perlas: en una solución de agua tibia y jabón neutro dejar reposar la pieza por 5 minutos, posterior a ello frotar con los dedos para remover manchas superficiales. Enjuagar con agua tibia y secar con un paño de algodón suave. Almacenar de forma separada, donde las perlas no estén en contacto una con la otra.

De no utilizar sus joyas por algún tiempo guardelas en un estuche apto para joyas o en su caja de presentación original.

Nuevamente muchas gracias por confiar en nosotros. Estamos seguros de que siguiendo nuestras recomendaciones podrás mantener tu joya en óptimas condiciones para que brille como te mereces.