Somos tan distintos

izem5ezcv3zecgwtkdme

Somos tan distintos.

Si, es verdad, somos distintos. Hombre y mujer son mundos completamente diferentes, inclusive contrarios. Es imposible llevarse bien, es imposible ponerse de acuerdo, es imposible que me entienda, es imposible que pasemos la vida juntos. Entonces para qué? Para qué invertir tiempo y energía en algo que no tiene futuro? Buena pregunta.

Me imagino que también sientes que entregas y entregas y no recibes nada a cambio. La realidad es la siguiente: Si entramos a una relación esperando que el otro sea igual a nosotros y que responda frente a las situaciones de la misma manera, es muy probable que vivamos frustrados e insatisfechos. Mas aún si queremos que cumplan con todas nuestras expectativas, que sean (casi) perfectos y que además nunca estén en desacuerdo.

Tenemos que saber que cada persona es un universo por si mismo, un individuo con una personalidad, emociones y un pasado particular, que ha creado un sistema de valores muy distinto al nuestro. Cada ser humano tiene una forma distinta de ver el mundo. Cómo lo logramos? Siendo esta la realidad, en que prácticamente vivimos en dos planetas distintos, cómo puede ser que se espere que nos comuniquemos? Que podamos llevarnos bien, hablar, llegar a un acuerdo? Sí, y no solo eso, también seguramente en algún momento quieras casarte, convivir, tener hijos, y ahí es cuando más se nota la distancia entre estos planetas.

El primer paso es entender que a la única persona que podemos realmente cambiar somos a nosotros mismos. Quizás, con nuestros propios cambios, podamos influenciar positivamente a las personas que nos rodean y finalmente veamos un cambio en ellos. Pero no podemos estar siempre esperando que sea el otro quien vea y cambie sus errores.

El segundo paso es saber que una unión se hace en base a cuanto “yo” puedo dar, qué es lo que puedo hacer para entregar, ayudar y entender al otro. Si tenemos expectativas de cuánto nuestra pareja debe darnos o de lo que quiero recibir de mi relación, estaremos siempre sintiéndonos decepcionados.

Finalmente, la harmonía en la pareja se logra cuando se aceptan las diferencias. Cuando nos enfrentamos a nuestra pareja, tenemos que entender que la compatibilidad no equivale a la similitud. Las cosas que hoy tienen en común, no serán la razón por lo cual mañana se mantengan juntos. La unión de la pareja se mantiene cuando ambos entienden que deben complementarse. Esto quiere decir que dos personas están juntas, no a pesar de sus diferencias, si no que gracias a ellas. Si nos enfrentamos a esta realidad y en vez de lamentarnos, somos capaces de ver el trabajo de aceptación del otro como el futuro de nuestra relación, será mucho mas fácil sobrellevar las diferencias de nuestra pareja.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *